Crear un niño montessori 

Muchas veces cuando voy al colegio de mi hijo y me pongo a observar las otras madres y sus hijos me pregunto cómo puedo crear un niño por la filosofía montessori.

No es algo fácil. Ya llevamos tres años en este camino, de manera casi solitaria (no tengo amigas cercanas que sigan el método, solo por internet, y a veces quedo con algunas en cursos). Leer, estudiar, observar a una misma no es tan difícil que estar en un mundo tan distinto de lo que crees.

En el colegio de Izan la mayor parte de las familias (como supongo que la mayor parte de la sociedad) crea sus hijos con valores consumistas, regalandóles “el juguete de la moda”, no estimulan la autonomía (a veces veo mujeres dando bocadillos a sus hijos en la boca), les gritan, insultan (“es que eres tonto”), se vanglorian de que sus hijos hacen los deberes perfectamente, saben leer con 5 años, o que sacan sobresalientes. Es un mundo que no me siento para nada identificada.

Y eso no sería problema si bastara hacer la técnica del “por aquí me entra y por aquí me sale”, pero no es tan sencillo porque desde que Izan estaba en tercero de Infantil él empezó a ser como sus compañeros: a pedir juguetes de la moda de regalo todos los días y a hablar como ellos, dando preferencia a la tele porque hacer actividades “es un rollo”.

Esta foto ahí arriba me encanta y tiene un significado muy grande para mí. La saqué en la fiesta de fin de curso de Primero de Infantil, él tenía 3 años y medio. Mientras todos los niños fueron jugar al fútbol, él se quedó en el suelo, investigando la tierra y las hojas secas. Fue una actitud muy de niño montessori y no he evitado registrarla.

Nunca más tuvimos momentos así en su colegio. En las otras dos fiestas siguientes, él fue jugar con sus amigos y no se interesó en investigar más. A mi marido le gustó, dijo “por fín se socializa”. A mí me ha dado un poco de dolor. Sentí que mi pequeño investigador está desapareciendo.

Es muy difícil crear un niño montessori en un medio tan “mainstream”. Al menos intento que, en casa, con nosotros, cuando vamos por la calle, que él siga con su curiosidad natural. Sé que a medida que crecen los niños desean ser más como sus amigos para sentirse del grupo y no puedo evitarlo. Lo único que me resta es aprovechar nuestros momentos a solas.

Una vez, leí en un grupo de Facebook de familias montessori que eso también pasa con los niños que frecuentan colegios montessori; por desgracia el consumismo está en la orden del día, ellos también tienen de lidiar con los juguetes de la moda, también tienen que lidiar con familiares que no aceptan la manera montessori de crear (abuelas que no dejan los niños hacer nada solos), y eso me ha hecho sentirme mejor, no estoy tan sola en esta marea!

Al fin y al cabo quizás crear un hijo montessori no es tan distinto de crear un hijo con unos valores, especialmente en este 2016 cuando la sociedad está tan enferma y vacía.

Anuncios

7 comentarios sobre “Crear un niño montessori 

  1. La sociedad en q vivimos nos influye a todos sin importar a q escuela hayamos ido. Pero lo q recibimos en casa, eso es único e irrepetible y deja huellas mas profundas.
    Qué interesante en juego de palabras, imagino q involuntario, entre criar (de crianza) y crear (de creación). Me dejo pensando en lo fundamental de nuestra función…

    Me gusta

  2. Si que es difícil, sobre todo si haces las cosas diferente a como lo hace el resto de la sociedad. Pero pienso como Sapapepa, lo que se vive en casa es lo que nos marca y nos crea como personas. 🙂

    Me gusta

  3. Te descubrí ayer y me ha encantado leerte 🙂
    En mi caso, primero tengo que cambiar algunas cosas en mí para que mi hija aprenda con el ejemplo.
    Luego, como tú has dicho, aprovechar nuestros momentos 🙂
    Por suerte, siempre he ido casi al revés que los que me rodean así que ¡seguiremos a contracorriente! jajaja
    Por suerte también, en mi grupo de lactancia hay un puñadito de mamás pro Montessori 🙂
    Un besote desde Valencia y gracias por compartir.

    Me gusta

  4. Es muy difícil lidiar contra lo que se supone que debes hacer para educar a tu hijo tal y como quiere la sociedad. Pero poco a poco el entorno cercano se va dando que hay una magia especial en un niño educado bajo la filosofia montessori, y entonces empiezan a encajar piezas. Nadie creía en nosotros cuando empezamos y cada vez tenemos más amigos con niños que nos preguntan e intentan acercarse a montessori. A nosotros nos queda mucho que aprender aún también, pero me siento orgullosa de ver a mi hijo, y no sólo el, nosotros también nos vamos transformando interiormente. Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s